Documentación necesaria para iniciar un negocio de joyería

Si eres amante de los accesorios y quieres explorar tu creatividad, vender joyas puede ser el negocio ideal para ti. Es una gran propuesta para un negocio que podría comenzar con productos artesanales o de diseño, para incluir luego piezas originales o de marcas reconocidas como Cartier, Rosa Tous Oriol, Tiffany & Co, etc,  donde no te faltarán clientes. Puedes iniciar tu negocio con una inversión aproximada de 115.000 dólares, con lo que podrás tener un margen de utilidad en el primer año de más del 20%.

Cada día son más las mujeres que invierten en este tipo de negocios, en los que tienen a las mismas mujeres como clientes potenciales, aunque también los hombres adquieren muchas de estas piezas, cuyo mercado oscila entre los 17 y 30 años edad aproximadamente.

Lo primero que se necesita para iniciar un negocio de bisutería y joyería, es seleccionar la modalidad con la cual operará tu negocio, para los que existen cuatro esquemas a elegir, con diferentes rangos de inversión y utilidad. Con la primera modalidad puedes convertirte en distribuidor de joyería y bisutería, un trabajo ideal si buscas obtener ingresos adicionales, ya que puedes comenzar con una inversión pequeña, la cual crece a medida que vendas más piezas.

La segunda modalidad es convertirte en fabricante o mayorista de bisuteria, aportando una inversión un poco mayor pero aún aceptable. Esto puede traerte hasta un 65% de ganancias del total de las ventas si eres mayorista y de un 300% si eres el fabricante de tus propios productos. Esta modalidad se puede aprovechar y ampliar al tomar clases y cursos de armado de bisutería, que después puedes compartir por un costo promedio.

La tercera opción es la de abrir tu propia joyería de oro, plata, brillantería o relojería, con una inversión más considerable, la cuál se recupera luego del primer año y que puede tener ganancias hasta de un 50% mensualmente. Esta opción se puede combinar con la venta en pocas cantidades de joyería a otros comercios como un surtidor mayorista.

Sin importar la modalidad elegida, tendrás tres tipos de clientes: las compradoras tradicionales de joyas, las amas de casa que prefieren armar sus propios diseños y aquellas mujeres que buscan ingresos adicionales mediante la venta de algunas piezas. Al empezar cualquier tipo de negocio, es importante invertir en el imagen del mismo, ya que esta es la que te dará a conocer en un mercado muy competitivo.

Al tipo de inversión que elijas hay que sumarle la selección del local, cuya ubicación ayude con tu finalidad que es atraer y aumentar la base de clientes, donde puedas abarcar todas las modalidades al encontrarse en un punto estratégico en las grandes ciudades, así como de los destinos turísticos más importantes. Asegúrate de tener todos los permisos y licencias para la correcta distribución y venta de piezas, y así evitar futuros problemas legales.

Algunas emprendedoras a las que les ha ido excelente, aseguran que el éxito de su negocio se debe en primer lugar a la ubicación de su negocio, sobre todo si estos se encuentran en centros comerciales, así como en los centros joyeros y alrededor de centros turísticos. En cuanto a las dimensiones y distribución del local, se recomienda que tenga un espacio entre 40 o 50 m2 exclusivo para la  exhibición.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *